Durante esta etapa es recomendable que se evite, no es necesario realizarlo con urgencia.

 

Algunos problemas que se pueden presentar podría ser por agujas utilizadas o sin esterilizar lo que puede generar un foco de enfermedades infecciosas como Hepatitis B y C, VIH, Tétanos entre otras, por ello durante este momento es mejor no exponerse a ningún riesgo.

Si deseas hacerte un tatuaje, debes prevenir enfermedades, porque debes protegerte y además hay que proteger al pequeño lactante.

La forma en que la tinta afecte a la leche materna, será del tamaño del tatuaje. La cantidad de tinta que suele pasar a la circulación sistémica es mínima, por lo tanto es difícil que traspase la leche.

Si decides realizarte un tatuaje en esta etapa, debes tomar en cuenta algunas precauciones para evitar contagios:

  • Debes estar segura que el artista en tatuajes es reconocido como tal, y en su local cuente con todas las condiciones mínimas de higiene y seguridad.
  • Fíjate si el lugar donde decides realizarte el tatuaje cuenta con una máquina esterilizadora, llamada autoclave.
  • Comprueba que el local esté limpio, que el profesional ocupe guantes y que tenga esterilizada la zona de trabajo.
  • Fíjate que las agujas, vendajes, tintas o tinturas sean estériles, desechables y estén en envase selladas.
  • Los tatuajes antes del embarazo o lactancia, no tienen incidencia sobre el bebé o la leche materna. Si el tatuaje presenta algún cambio como ponerse rojo, ardor, calor, hinchazón o pus, hay que consultar de inmediato al doctor.

http://www.facemama.com/lactancia/me-puedo-hacer-un-tatuaje-durante-la-lactancia.html