Recetas de Cocina Casera que amaras conocer para compartir con tus pastas preferidas.

Salsa de Tomate Casera

Si eres de las personas que ama la salsa de tomate, aquí te queremos mencionar una receta que es realmente increíble, estamos seguras que te va encantar y quedaras feliz de degustarla.

Para esta receta vas a necesitar los siguientes ingredientes: 6 tomates frescos, grandes, sin piel o 1 lata de tomates pelados, 4 dientes de ajo, azúcar, sal, aceite de oliva.

Hierve los tomates frescos por 2 minutos. La idea de esto es que la piel se le afloje y se haga fácil pelarlos. Tritura los tomates en la licuadora (también tienes la opción aplastarlos con un tenedor para que queden como pedacitos).

Picas los dientes de ajo bien pequeñitos. Si quieres puedes machacarlos.Los sofríes en la olla hasta que doren ligeramente, no los dejes quemarse.Agrega los tomates licuados a la olla donde está el ajo. Revuelve, agrega sal, una pizca de azúcarDeja hervir y bájale el fuego. Tápalo y déjalo cocinar por 5 horas revolviendo de vez en cuando. Revisa el punto de sal y agrégale de ser necesario.

Esta es la receta de tomates que mayor usan los italianos es de verdad deliciosa en todo momento

Salsa Cuatro Quesos

Para la salsa cuatro quesos vas a necesitar: 300 ml de nata para cocinar, 50 gramos de mantequilla,  100 gramos de queso emmental, mozarella y de cabra, cebolla, sal, pimienta y aceite de oliva virgen.

Ahora vamos a detallar la preparación de la conocida salsa cuatro quesos, una salsa realmente rica con la que se suelen acompañar todo tipo de platos de pasta principalmente. Vamos a cocinarla a fuego medio hasta que se poche y se dore un poco, para lo que iremos removiendo de vez en cuando para que no se nos pegue. Cuando esté blandita la cebolla vamos a echar un poco de pimienta negra recién molida e iremos agregando los cuatro tipos de quesos troceados, para que se vayan fundiendo más fácilmente. Lo hacemos a fuego medio-suave, para que se vayan mezclando poco a poco y no se nos quemen.Una vez tengamos todos los quesos bien fundidos, añadimos por último la nata para cocinar, subimos la potencia el fuego un poco y removemos bien para que se vaya terminando de formar la salsa cuatro quesos. En unos minutos estará la salsa bien formada, entonces podemos dejarla con la textura que queramos, añadiendo un poco más de nata si lo necesita, o incluso un poco de leche si queremos dejarla un poco más líquida. Y al acabar ya podemos servirla en caliente por encima de un buen plato de pasta por ejemplo, verás cómo queda realmente deliciosa.

Fuente: http://www.noticias24.com y http://www.recetasalsas.com