•  Muerte de un familiar es una de las experiencias más difíciles que podemos vivir, y esto es especialmente duro cuando se trata de tu pareja. Tu mundo cambia de un momento a otro y, a veces, a modo de negación de la realidad, puedes llegar a sentir que estás soñando. Tus emociones están a flor de piel: en un momento, lloras; en otro, gritas de enojo o te muestras inerte, tal vez incapaz de sentir algo.

Muerte de tu pareja, enfrentalo

  •  

    Es importante que sepas que todo esto es normal y sano; el sanar de tal situación requiere tiempo y paciencia. Recuerda que no estás sola, aunque así lo sientas, porque tienes apoyo y personas que te entienden o buscan entenderte y te ofrecen su amor. A continuación te presento algunos consejos que te pueden ser de ayuda en este momento tan arduo y de tanta necesidad:

  • 1. Deja que las emociones fluyan

    A veces las emociones que experimentas son tan drásticas que tu primer instinto es huir de ellas, querer desaparecerlas; no lo hagas, porque por más que sientas que vas a explotar esto no sucederá. Tus emociones te están diciendo que estás pasando por algo doloroso, y que lo que sientes es real; escúchalas y déjalas fluir, pues únicamente de esa forma podrás sanar. No intentes ocultarlas en un baúl y pretender que no están ahí, porque de alguna u otra forma van a salir y será mucho más complicado lidiar con ellas; no huyas, enfréntalas ahora.

  • 2. Haz e jercicio

    El hacer ejercicio te ayudará en gran parte a sobrellevar tus emociones y expulsar el estrés que traes dentro. Te proporcionará además una forma saludable de sentirte bien y, poco a poco, tus emociones no serán tan extremas.

  • 3.  No pretendas que tu pareja nunca existió

    Muchas veces pensamos que si pretendemos que nuestra pareja no existió el dolor disminuirá; esto, a través de gestos como deshacerse de fotografías u otras posesiones, y evitar hablar de nuestra pareja, incluso con nuestros propios hijos. Evita hacer esto, pues sólo te traerá más dolor, porque hay una realidad insoslayable: tu pareja sí existió y eso no lo puedes negar.

  • 4.  Ten paciencia con tu proceso

    Es natural querer acelerar el proceso y llegar al punto en el que te sientas bien. Te recomiendo que te tomes tu tiempo, uno no sana en cuestión de meses, y muchas veces lleva de uno a dos años

Fuente:https://familias.com/106/matrimonio/como-superar-la-muerte-de-tu-pareja