La nata se debe partir de crema de leche fresca, las cremas de leche embotelladas que puedan guardarse durante mucho tiempo no sirven para esta preparación. Se endulza la crema con azul y se bate hasta obtener una nata. Esta operación puede hacerse a mano o con batidora normal, puede perfumarse con vainilla. Se debe tener en cuenta que , una vez montada si se sigue batiendo la crema, se vuelve solida y se transforma en mantequilla. La crema de leche se conoce también con nombres de flor de leche o nata liquida.

La nata es una crema de leche que posa en la superficie en forma de una capa, o bien se extra de ella por la leche.

Para hacer la nata batida vas a necesitar meda nata y cinco cucharadas de azúcar, debes guardar la nata hasta batirla en tu nevera. Seguidamente, verterla en un cuenco previamente enfriado en la nevera y trabajarla con el batidor de alambre hasta que quede fuerte. Agrega el azúcar tan solo cuando la nata este totalmente batida. Es importante cuidar que no se trabaje excesivamente, ya que se correría el riesgo de formar una mantequilla. Este tipo de nata se debe consumir con galletas.

Nata: Plato dulce a base de leche y yemas de huevo

Para hacer natilla con café vas a necesitar una taza de café, seis yemas de huevo, 100 gramos de azúcar y vainilla. Para el procedimiento se debe preparar la esencia de café, batir las yemas con el azúcar, colocar la leche a fuego con vainilla y cuando comience a hervir agregar en el recipiente la esencia .

Esperamos que estas recetas sean de su interés y todo le salga como lo esperan ya que estos tipos de dulces son muy interesantes en todo momento y tienen un toque especial que no se consiguen en todos lados.