Cuidate, barros, espinillas, enrojecimiento en la piel etc. Tu digestión puede ser la culpable.  Sabes que piel es grandemente afectada por tu digestión, no solo por tu alimentación sino por cómo anda tu digestión. La textura de la piel, la aparición de barros, enrojecimiento, aun manchas pueden estar relacionados con tu digestión.

Lo que comes y lo que tienes en el estómago afecta tu piel. Algunos dermatólogos atrasados en las lecturas de estudios médicos aun contradicen que la alimentación y la piel están relacionadas, pero los dermatólogos de vanguardia en Europa y USA lo aprueban. Saber si la alimentación afecta tu piel es muy fácil, come saludablemente por una semana y observa tu piel, a la mayoría de las personas nos mejora mucho.

Cuidate Alimentos, evacuación y bacterias

Cuando se trata de digestión no se habla de lo que comemos sino como lo digerimos. Lo primero es comer lo que el cuerpo necesita, lo segundo es procesarlo de forma correcta y lo último muy relacionado a lo segundo es sacar los desperdicios del cuerpo.

Bacterias vitales para tu piel

Sin una flora intestinal saludable es casi imposible tener una buena digestión. Las bacterias intestinales se ven afectadas por los medicamentos que consumimos y los contenidos en alimentos. Esto crea desbalance y nuestra digestión se afecta. Esto le pasa a personas de toda edad.

Cuando estamos jóvenes nuestra digestión es mejor porque nuestro cuerpo produce enzimas en las cantidades necesarias aun si no comemos bien y somos sedentarios. Esto empieza a cambiar aproximadamente a los 30 y sigue aumentando con el tiempo. El tener las bacterias saludables que nuestro cuerpo necesita ayuda mucho a que nuestra digestión sea saludable.

Una digestión saludable evita la constipación y sus complicaciones, la acumulación de gases, la acides y otros malestares. Una digestión eficiente se nota en nuestra piel, la cual mejora su textura y se ve más joven y radiante, se disminuyen algunos problemas como acné, súper sensibilidad, eczema, rosácea y otros.

Fuente:blog.lindisima